martes, 21 de abril de 2015

Una vida con música

Frente al piano, siempre le cuelgan los pies. No le importa. Le gusta dejar que sus piernas floten, como las notas en el pentagrama. Es un ritual terapéutico llegar abatido al instrumento y subir el taburete, girar y girar, iniciando el despegue, alzando el espíritu para una nueva melodía. 

sobrecarga de equipaje

De lejos, parecía una mochila con patas. Dos canillitas delgadas y blancas que asomaban bajo esa mole confusa que cargaba a la espalda. Todos pensamos que el peso era demasiado para ir en busca de aventuras. 

Aviso a todas las unidades

La presa en el lagrimal estaba a punto de estallar
La pupila andaba desorientada y fue incapaz de aguantar el aluvión
Había pequeñas ramas, basura, troncos antiguos y carcomidos, restos
el párpado se deshacía en cenizas 
y el rostro se diluía lánguido, chorreando las últimas gotas,
redoblando la cuenta atrás para finiquitar el llanto