domingo, 7 de junio de 2015

¿Un mundo sin libros?

¿Un mundo sin libros? - preguntó el abuelo extrañado - A un mundo sin libros le sobraría algo...seguramente una "n", porque sin libros, ya no sería mundo, sino mudo.
 
 
 
A ojos de la mayoría, la esperanza de vida de los libros es cada vez más corta. Las nuevas tecnologías, la cultura de la inmediatez o la falta de curiosidad suelen sostener la base de este argumento. Leemos menos y compramos menos libros. No es rentable. Abrir una librería se ha convertido en un acto heroico y altruista, a no ser que completes las estanterías con material de papelería u objetos de regalo. Sin embargo, ¿no estamos exagerando? ¿Sería posible un mundo sin libros? y si así fuera ¿cómo sería? Filósofos y escritores dan respuesta a estas preguntas en el siguiente artículo publicado en el diario "El País". Les invito a leerlo y a expresar su particular visión apocalíptica o idílica de un mundo sin libros.  
 
 

Parones

Tiempo de barbecho.
Justo y necesario.
Un paréntesis con tres puntos suspensivos en su interior.
Tiempo para sustituirlos por texto.
Tiempo para llenarlo de vida.